Inicio ESTRATEGIAS Mira al poker como negocio

Mira al poker como negocio

Esta columna trata al poker como un negocio. Como ustedes saben, muchos se ven atraídos hacia el poker porque creen que es fácil hacer plata jugando. No hay nada más lejano de la verdad que eso. Jugar al poker profesionalmente es un trabajo muy demandante. Y ¿saben qué? No hay muchos que lo logran hacer en el largo plazo. Los que sí lo logran es porque lo tratan como un negocio. No me malinterpreten. Hay muchas cosas buenas de ser un Pro de poker. Manejas las horas como quieres, eres tu propio jefe y duermes cuando quieres. Tienes la oportunidad de involucrarte en una profesión interesante en la que estás aprendiendo constantemente. Puedes viajar a lugar interesantes, conocer gente y disfrutar de la camaradería de los jugadores alrededor del mundo, sin importar donde estés. También puedes  disfrutar de una especie de logro al desarrollar tu juego al punto de sentirte confiado de poder hacer buen dinero jugando poker año tras año. Podría seguir, pero ése no es el objetivo de esta columna.

Los quiero impresionar sobre la importancia de tratar a tu carrera profesional como un negocio. Con esto me refiero a que debes tener disciplina y manejarte profesionalmente. Compárate con otros profesionales y mira lo que hacen. Por supuesto que mantenerte alejado de las drogas y otros malos hábitos es una obviedad. Algo que hacen los profesionales es trabajar muchas horas. Trabajan continuamente y hacen muchos sacrificios al comienzo de sus carreras. Eventualmente, luego de varios años de trabajo duro, ven los frutos de la dedicación en forma de más ingresos, mejor agenda, más vacaciones y muchos beneficios del estilo de vida que llevan.


Otra cosa que hace la mayoría de los profesionales es vivir vidas balanceadas. Usualmente tienen familias o, por lo menos, pareja y un amplio círculo de amigos. Se involucran en actividades que les permiten mantener sus mentes fuera del trabajo. Disfrutan salir con sus esposas o esposos, viajar los fines de semana, salir en familia, ir a un club, ver una película, ir al teatro y a conciertos. Tienen hobbies y, generalmente, tratan de mezclar su tiempo con varias actividades que disfrutan.

Como jugador de poker, deberías hacer lo mismo. Da un paso hacia atrás y observa tu vida. Imaginate cómo vas a ser dentro de dos, cinco o hasta diez años. ¿Cómo te ves? ¿Lo que haces ahora te va a llevar allí? ¿Tienes un plan?

Cuando recién empezaba, pasé por muchas situaciones difíciles. Hice lo que pude para mantenerme enfocado. No digo que no cometí errores porque cometí muchos, pero nunca me rendí y siempre mantuve la frente alta mirando hacia adelante. Eventualmente, toda esa persistencia dio frutos. La primera parte de tu carrera casi seguro va a estar llena de trabajo duro y aprendizaje. Puedes compararlo con los años que pasan los profesionales en la universidad o haciendo prácticas. Después de todo, no hay una Universidad del Poker. Tienes que aprender jugando. Por este motivo, los primeros 10 años de tu carrera son los más difíciles. Durante este período vas a experimentar y desarrollar tu juego. Vas a aprender cómo lidiar con las fluctuaciones y cómo administrar tu dinero. Vas a aprender a manejarte a ti y, especialmente, tus emociones. Vas a aprender la triste verdad que sólo te vas a quedar con un porcentaje de tus ganancias. La mayoría se va en facturas, impuestos y gastos relacionados a manejar el negocio de jugar al poker. Si tienes suerte y eres inteligente, vas a ahorrar e invertir una parte de tus ganancias, incluyendo, pero no exclusivamente, tu retiro. Podría seguir hablando de las trampas que deberías evitar y las cualidades que hacen a un profesional del poker, pero digamos que deberías recibir consejos de aquellos que viven buenas vidas y tienen carreras tradicionales. Mira lo que hacen y aprende de ellos.


A través de CardPlayerla.com